Carlsen gana el torneo que inicia una época del ajedrez

El campeón del mundo ha ganado el torneo rápido por internet que él mismo diseñó, Magnus Carlsen Invitational, para difundir el ajedrez durante la pandemia, tras superar (2,5-1,5) al estadounidense Hikaru Nakamura en una final de alta calidad técnica. Dado el gran éxito de audiencia, las competiciones de élite por la red serán normales a partir de ahora, empezando por la Copa de las Naciones, desde el martes.

“Estoy muy contento de como ha ido todo. Aunque la opinión que importa es la de los espectadores, tengo la sensación de que están muy contentos. Y yo también, por el éxito del torneo y por la calidad de mi juego”, explicó Carlsen, a pesar de que sufrió mucho en la semifinal contra el chino Liren Ding y tuvo que emplearse muy a fondo hasta el último minuto de la final.

“Hay una tendencia que suele cumplirse en muchos deportes: cuando las semifinales son apasionantes, la final es aburrida”, advirtió Alexánder Grischuk, triple campeón del mundo de rápidas, al comienzo de la retransmisión en directo para Chess24. Pero lo vivido durante los últimos 17 días incitaba a augurar el desacierto del ruso.

Seguro que el primer asalto no hizo vibrar de emoción a los aficionados de bajo nivel técnico porque fueron 84 movimientos de largas maniobras. Pero esa partida es una lección magistral del campeón del mundo sobre cómo trabajar un peón débil a muy largo plazo, masajeándolo una y otra vez, hasta que cae rendido. Y también ilustró el estilo tradicional de Carlsen en el periodo 2012-2018 (desde 2019 arriesga mucho más, gracias a la influencia del revolucionario programa AlphaZero): “Magnus es capaz de hacer muchas jugadas consistentes durante mucho tiempo, y eso es muy difícil de resistir para sus rivales”, sintetizó Péter Svídler, octacampeón de Rusia.

Lea la nota completa por Leontxo García para El País