Miguel de Cervantes Saavedra y el ajedrez

quijote

 

 

por Sergio Negri – El uso del ajedrez en el idioma de Cervantes, como en todas las  lenguas nobles, se ha dado históricamente desde épocas muy tempranas. Se lo empleará en poesía y en prosa, fundamentalmente. Abarcando todos y cada uno de los géneros posibles de la literatura universal.

Será entonces justamente el propio Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) quien, en su excepcional El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha (constituido por sendas partes aparecidas en 1605 y 1615)una permanente fuente inagotable de sabiduría y de goce para sus lectores, el lugar indicado en el cual el ajedrez, tan popular en tiempos en los que en Europa se comenzaba a abandonar la Edad Media, halle su apropiado lugar.

Primeramente, y en el contexto de un cuestionamiento a la posibilidad de confundir la ficción caballeresca con la realidad, un eje central de un trabajo en el que siempre lo que resulta verdadero, por su visible existencia, puede confundirse con lo que se imagina, se sueña o se inventa (y viceversa), se incluyen las siguientes líneas:

 “-Ya os he dicho, amigo -replicó el cura-, que esto se hace para entretener nuestros ociosos pensamientos; y así como se consiente en las repúblicas bien concertadas que haya juegos de ajedrez, de pelota y de trucos, para entretener a algunos que ni tienen, ni deben, ni pueden trabajar, así se consiente imprimir y que haya tales libros, creyendo, como es verdad, que no ha de haber alguno tan ignorante, que tenga por historia verdadera ninguna de estos libros”.

Lea el artículo completo en Ajedrez12


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*