Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

Vasily Ivanchuk

Vasily Ivanchuk

 

¡Empezó Tata Steel! El primer torneo del año de élite del año y siempre apasionante. 7 partidas diarias entre varios de los mejores jugadores del mundo acompañados de creativos gladiadores. Y además un torneo B adicional de calidad con jóvenes promesas que a todos nos gusta seguir. El único problema es ¡qué muchas veces es difícil seguir todo! Pero, para algo estamos nosotros, ¿no?  De forma entretenida iremos intentando captar mucho de los detalles que ocurran allí y sin más, empecemos con la primera ronda, la cual nos deparó 7 buenas partidas.

Teimour Radjabov 1/2 – 1/2 Loek Van Wely
Vassily Ivanchuk 1 – 0 Baadur Jobava
Maxime Vachier – Lagrave 1 – 0 Hou, Yifan
Anish Giri 1/2 – 1/2 Magnus Carlsen
Liren Ding 0 – 1 Fabiano Caruana
Ivan Saric 1/2 – 1/2 Levon Aronian
So, Wesley 1/2 – 1/2 Wojtaszek, Radoslaw

Dos finales críticos y uno no buscado

Despertó mi atención la partida entre dos “poco habituales” en estos torneos, pero que a partir de ahora lo van a ser, Wesley So y Radoslaw Wojataszek. El polaco, con negras, empezó con buen pie, exhibiendo una buena preparación teórica y estratégica contra So. Logró una posición confortable que le llevó a un final igualado pero, sin embargo, So mostró su mayor virtud, una enorme fuerza práctica que le permitió apretar las cuerdas. El final se complicó y ¡miren que bonito recurso dejó escapar So!

Carlsen y Giri y el saludo formal antes del comienzo del juego

Carlsen y Giri y el saludo formal antes del comienzo del juego

so

Dediquen unos segundos a mirar la posición por su cuenta, pues con tanta clavada, peones pasados y caballos amenazantes ¡es fácil perderse! So, sin apenas tiempo, escogió la sólida 58.Rh2 protegiendo su peón de h3 pero dejando libertad a los peones centrales negros que casi le cuestan un disgusto. Sin embargo había una bonita forma de aprovechar el barrullo central: 58.Tf5! que, aparentemente, deja la torre atacada por el caballo pero en realidad el negro no puede librarse de esa clavada fácilmente. Si 58… Re7 viene 59.Cd5! e irse a la última fila sería la condena por el jaque en b8.  Y el no mover el rey, y por tanto seguir clavado, supondría que el peón de e4 quedaría indefenso y caería en la próxima jugada. Un detalle muy cuco que bien habría visto el filipino, ahora bajo bandera americana, de haber tenido algunos segundos más en su reloj.

Lean el artículo completo en Chess24.com

 

 

 

 


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading