Cuando el padre con el hijo – por Frank Mayer

 

¿Por qué muchas carreras acaban como un drama familiar?

Grecía antigua. Discóbolo de Miron. Siglo V

Nos dedicamos ahora a un tema, que es aún más confuso y místico de lo que todos suponemos:

Hijos, padres y ajedrez

Una combinación explosiva, que ha originado genios increíbles, fundado triunfos grandiosos y provocado mares de lágrimas.

Muchos psicólogos están seguros de que la fascinación del ajedrez no puede explicarse de ninguna manera sin la temática “padre – hijo”.

Dejemos bien entendido que realmente no existen unas investigaciones serias sobre este tema, pero sí unos bocetos, una mezcla de medias verdades, especulaciones vivaces y observaciones acertadas.

El tema empieza con el decano de la psicología moderna, Sigmund Freud (1856-1939), cuyo padre, por cierto, pasó más tiempo en los cafés jugando al ajedrez que en su casa con la familia, formuló su tesis de la rivalidad entre padre e hijo, que culmina en las fantasías del asesinato y la “posesión” sexual de la madre.

Seguramente esta tesis debe tener su fundamento.

Lea el artículo completo en La Tabla de Flandes


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*