Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

Timman y Ljubojevic, match de 1987 en Hilversum

Timman y Ljubojevic, match de 1987 en Hilversum

Tras su espectacular victoria en Tilburgo 1989, en la que batió el récord de Elo de Fischer, Kasparov se puso otra meta, ser el primero en llegar a 2.800 puntos de Elo.

La oportunidad llegó en el torneo dedicado a celebrar los 1.111 años de Belgrado,  jugado del 14 al 28 de noviembre de 1989.

Como Tal, Fischer, etc., Kasparov jugaba con placer en la ex Yugoeslavia donde el ajedrez era muy popular; muchas partidas terminaban en aplausos agradeciendo el espectáculo brindado, lo que también ocurría en la desaparecida URSS, a veces hasta se aplaudían las movidas espectaculares y/o brillantes de partidas todavía en juego.

El torneo de Belgrado de 1989 fue de categoría XV, con la presencia de jugadores de la Copa del Mundo y de varios candidatos al Campeonato Mundial junto a los mejores jugadores yugoeslavos.

“La figura central era el mejor ajedrecista del mundo, Garry Kasparov. Los aficionados de Belgrado lo conocieron en la plenitud de su éxito y estaban fascinados no solo con su juego sino con su actitud general”, comentó Zoran Ilic en New in Chess, y destacó la “inextinguible energía” del campeón.

Ilic también comentó el invariable ritual de Kasparov previo a cada partida en cada ronda: “Garry llega generalmente 4 a 5 minutos tarde. Saluda a su oponente, se quita el saco, se saca su reloj de pulsera, toca todas las piezas, realiza una mirada intimidatoria a su rival y hace su jugada”.

Kasparov debía hacer 8½ puntos sobre 11 para alcanzar su citada meta, la de sobrepasar los 2.800 puntos de Elo.

Comenzó con unas tablas contra Yusupov con las negras para luego vencer a Popovic con una nueva idea fruto de una preparación efectiva, en la 3ª ronda venció a Damljanovic y en la 4ª ronda superó a Timman en una partida posicional pero en el apuro de tiempo dejó escapar la victoria, fue tablas.

Kasparov tenía 3 puntos sobre 4, compartía entonces el primer lugar con Nigel Short, no era un mal ritmo para alcanzar los 8½ puntos necesarios, pero estaba en el límite, lo ideal era hacer más puntos.

En la 5ª ronda Kasparov se enfrentó al ídolo yugoeslavo Ljubomir Ljubojevic que llegó dispuesto a atacar con fuerza la Siciliana Najdorf de Kasparov, el campeón mundial logró imponerse con un certero contraataque, esa es la partida que recordamos hoy.

Esa partida fue el inicio de un “acelerón” de Kasparov, venció luego a Jaan Ehlvest y Zdenko Kozul, con lo que llegó a 6 puntos sobre 7.

Tras el empate con Hjartarson en la 8ª ronda Kasparov necesitaba dos puntos en las tres rondas finales para lograr su objetivo.

En la 9ª ronda Kasparov y Short libraron una colosal batalla que terminó con victoria del campeón tras 103 jugadas, finalizada por medio de una preciosa maniobra de Zugzwang ideada varias jugadas antes.

La partida se había suspendido, antes de su reanudación Kasparov ganó a Agdenstein y, al regularizar la partida con Short, Kasparov alcanzó anticipadamente los 8½ puntos, el objetivo con el que había llegado a Belgrado.

“Pero como se sabe, el apetito crece con la comida” comentó Kasparov y en la última ronda venció al entonces Nº 2 yugoeslavo Predrag Nikolic.

Las posiciones finales fueron: 1º Kasparov – 9½ puntos sobre 11, 2º/3º Timman y Ehlvest – 6½, 4º/5º Yusupov y Ljubojevic – 6, 6º Hjartarson – 5½, 7º/8º Agdenstein y Kozul – 5, 9º/10º Nikolic y Short – 4½; 11º Popovic – 4, 12º Damljanovic – 3.

Kasparov sacó nada menos que 3 puntos de ventaja a sus escoltas y llegó a 2.805 puntos de Elo.

Kasparov en Kasparov on Kasparov relata su encuentro con su compueblano Mstislav Rostropovich (Bakú, URSS, 27 de marzo de 1927 – Moscú, Rusia, 27 de abril de 2007), el famoso músico ruso, considerado el máximo violonchelista de su generación, y “un fanático ajedrecista” hincha de Korchnoi, “A veces sueño con el ajedrez” le dijo el músico, “pero juego muy mal” para luego acotar que en su niñez había salido campeón, rematando con la aclaración “Verdad que era en la entrada de nuestro bloque de apartamentos y que jugaban varias chicas…”, para mostrar que era una broma. Rostropovich le mostró su exclusivo violonchelo Stradivarius y Kasparov le mostró varias de sus partidas.

El fin de 1989 coincidió con “la caída del muro” y el comienzo de grandes cambios políticos en la URSS y en todo el mundo.

En diciembre de 1989 se jugó en Palma de Mallorca el torneo de clasificación para la segunda Copa del Mundo, que como sabemos, no se llegó a realizar.

Veamos a Kasparov en uno de los picos más altos de su carrera, los comentarios entre comillas son suyos.

Ljubomir Ljubojevic – Gary Kasparov
Defensa Siciliana [B96], Belgrado (5), 19.11.1989

Ver en visor

Leer artículo completo, con muchas fotos en La Tabla de Flandes

 


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading