Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

Benjamin Frankin jugando ajedrez

Benjamin Frankin jugando ajedrez

El ajedrez fue especialmente importante para Benjamin Franklin (* 1706 + 1790) y comparó su negocio y la diplomacia con este juego. En su ensayo sobre la moral de ajedrez ( 1779 ) Fanklin escribió: “La vida es una especie de ajedrez, en la que a menudo ganamos puntos luchando contra los adversarios o enemigos …. El juego está tan lleno de acontecimientos que uno mismo se impulsa a jugar la partida hasta que en la última jugada pones la esperanza en la victoria gracias a tus propias capacidades”.

Como uno de los padres fundadores de los Estados Unidos, él participó en la redacción de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y fue uno de los firmantes en 1776, del Tratado de París en 1783, y de la constitución de los Estados Unidos en 1787.

Además negoció un tratado de amistad con Francia en 1778, que aseguró a Francia su sistema financiero y el apoyo militar; sin esta importante cláusula que garantizaba la revolución americana, seguramente habría fracasado.

Mientras vivía en un suburbio de París, en los años 1776 -1785, Franklin era el representante de la Revolución Americana no sólo ante la corte francesa, sino para todo el mundo. Él buscaba a menudo la compañía de amigos, espías y hombres de Estado. Gracias a la perdurable popularidad de Franklin entre los franceses le garantizaba su mayor victoria diplomática que fue el Tratado de París en 1783, por el cual terminó oficialmente la guerra americana de independencia con Gran Bretaña.

Fue durante estos tiempos en París cuando Franklin probablemente compró la mesa que le faltaba en la que discutió sus deberes y desarrolló su pasión por el ajedrez. Esta mesa fue testigo de algunos momentos diplomáticos espinosos de la historia americana.

Franklin probablemente se llevó su mesa de “ajedrez” a Filadelfia cuando viajaba de regreso desde París en 1785, y las piezas de ajedrez hechas con la madera de árboles frutales probablemente se hicieron 1750-80 en Francia. Duane Morris, miembro de la Sociedad Filosófica Americana y sucesor de Franklin, presentó aquellas piezas de ajedrez  con un tablero inglés del siglo XIX el 28 de diciembre de 1876 (no atribuibles a Franklin) a la Sociedad.

Suponemos que la siguiente foto es una reconstrucción “de su obra y mesa para jugar al ajedrez”:

Para mostrar la importancia del ajedrez en la vida de Benjamin Franklin, existe un gran número de anécdotas sobre él y este juego, pero la mayoría de ellas son sin duda apócrifas.

Si bien hay dos de las historias la mar de más divertidas que están documentadas :

Una tarde, Franklin jugó una partida tras otra hasta altas horas de la noche en París con la señora de Jouy Brillon (1744-1812), una mujer mucho más joven que él con quien mantuvo una estrecha amistad mientras ella estaba en la bañera.

Franklin le escribió a continuación: ” Cuando volví a casa, me sorprendió que eran ya casi las 11 de la mañana, seguramente porque estábamos tan excesivamente absortos en el juego de ajedrez y todo lo demás se nos olvidó, por este motivo me temo que estuviste en desventaja porque te quedaste tanto tiempo en la bañera. Dime, mi querida amiga: ¿Cómo te sientes esta mañana?

Estoy de acuerdo en que nunca más iniciaré una partida de ajedrez en su cuarto de baño. ¿Podrás perdonarme esta indiscreción?”

(Comentario: sospechamos que los dos jugadores de ajedrez se dedicaban en los descansos a otras actividades que se encuentran en el área amorosa.)

Thomas Jefferson (1743-1826) recuerda este cambio de personalidad, que Franklin sufrió en París: “Cuando el Dr. Franklin fue a Francia por la misión revolucionaria, su dignidad como un filósofo, su venerable apariencia y la tarea para la que fue enviado le hicieron muy popular. En todos los ámbitos sociales y en las condiciones de la población local se le recibió por el agrado interés que demostraba Estados Unidos. Por lo tanto fue tratado excelentemente por la realeza e invitado a todas las fiestas de la corte. En varias ocasiones se encontró con la duquesa de Borbón, ya anciana, que era una jugadora de ajedrez casi a su mismo nivel, por lo que jugaban a menudo juntos.

Sucedió una vez que ella maniobraba su rey en una posición de mate, que aprovecho el Doctor batiendo el Rey contrario. “Oh,” dijo ella, ” nosotros no tomamos los reyes de esta manera. ” Franklin respondió: ” ¡Pero en América, sí, lo hacemos así! ”

Benjamin Franklin alquiló una casa entre los años 1757-1775 en el 36 Craven Street, Londres (ahora conocido como “The Benjamin Franklin House” y accesible para los turistas interesados) .

Ahora es la única casa que se conserva en la que Franklin vivió. La casa de sus padres en Boston

Franklin Birtplace Milk Street

y la casa que había construido para su familia en Filadelfia, fueron posteriormente demolida. Por esta razón, escasos recuerdos nos llegaron, que eran propiedad de Franklin. Estos son especialmente importantes para entender la personalidad y su mundo. El hecho es que existe una mesa de ajedrez que documenta con solidez que Franklin estaba estrechamente asociado con el juego de ajedrez.

Esta mesa no lleva su nombre, como es evidente por el inventario realizado después de su muerte. Hay seis mesas listadas, por lo general de madera de caoba. Una anotación cita :

” Chair & Table “, sin mencionar de qué tipo de madera, y reportó un total de ₤ 3 . El valor de cualquier otra mesa está entre ₤ 2 y 4 ; seguro que será un precio subvalorado. Probablemente se encuentra entre estos muebles la “mesa francesa de ajedrez” .

Esta mesa pasó por las manos de las siguientes generaciones. Por último, se la vendió con muchas otras “reliquias de la familia ” a la Casa de Subastas Stan V. Henkels e hijo, el 16 de junio de 1924.

Nota:

Esta mesa fue incluida en la exposición de los Philadelphia Antigüedades – y vista durante este certamen en 1963 , que fue prestada por el último propietario conocido señora Benjamin R. Hoffman ( Margaret Clawson ) y figuró en el catálogo de la exposición. Puede ser que este recuerdo fuera vendido en la subasta Freeman en Filadelfia, Pennsylvania , en 1973 después de la muerte de la Sra. Hoffman.

Nota de la sociedad norteamericana:

Hay algunos de los favoritos que han jugado al ajedrez. Pero Benjamin Franklin es nuestro preferido. Escribió el primer libro de ajedrez en los EE.UU. y destacó la moralidad del ajedrez.

Dondequiera que iba solía llevarse consigo un tablero de ajedrez. Todos sus pensamientos se inclinaban sobre un tablero de ajedrez.

Franklin piensa ajedrez

Comentario:

Además de sus habilidades como diplomático y jugador de ajedrez, su vida fue formada en gran medida por el deseo de promover la comunidad. Él fundó los primeros departamentos de bomberos voluntarios en Filadelfia y la primera biblioteca en Estados Unidos, donde se podía prestarse los libros y construyó un horno de leña particularmente eficaz y escaso humo. También hizo descubrimientos científicos, entre otro, inventó el pararrayos.

Fuente: American Philosophical Society, Philadelphia

Por Frank Mayer

Revisado por Salvador Aldeguer

Retoques y maquetación: Antón Busto

Sitges (Barcelona), Junio de 2014

Lea el artículo, con muchas más fotografías, en La Tabla de Flandes

 

 


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading