Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

Aaron Nimzowich (2ª Parte)

By on abril 25, 2014

A. Nimzowitsch posteriormente alcanzó éxitos respetables. Pero entonces llegó el torneo de Barmen en 1905 que degeneró en un desastre de tal forma que A. Nimzowitsch se retiró durante un año de los torneos para estudiar el ajedrez a fondo y volvió visiblemente reforzado a los distintos acontecimientos ajedrecistas.

Aaron Nimzowitsch

Aaron Nimzowitsch

Ganó en Munich en 1906 y se presentó cosechando grandes éxitos en varios torneos importantes. Pero en enero de 1908, en su match contra Spielmann le condujo a un importante revés. Durante casi tres años se retiró nuevamente, sin embargo volvió exitosamente a la competición con ocasión del torneo de Hamburgo en 1910.

Siguió jugando en distintos torneos en los cuales siempre acabó en los primeros puestos de la clasificación.

La Revolución …

Era sintomático en él oscilar entre éxitos y fracasos, a parte del hábito inveterado de hacerse impopular. Más tarde, cuando había conquistado su lugar histórico en el mundo del ajedrez, se aceptó esta manía mediante una indulgente sonrisa, pero al principio de su carrera le causó grandes dificultades.

Sorprendente fue el hecho de que en repetidas ocasiones se retirara de los torneos para volver a los tableros, lo que produjo una gran expectación. Esto se debe en parte al hecho de que él era un hombre bastante enfermizo, a pesar de su estricta abstinencia de alcohol y nicotina, una razón aquella que le costó mucho desgaste físico y mental durante las duras condiciones de los torneos.

Por otro lado, también es evidente que en estas fases cambió su método de jugar y maduraron sus teorías.

En primer lugar, no se trataba de las reglas de estilo nuevo, sino más bien el examen sistemático de las aperturas y las estrategias en la búsqueda de excepciones frente a las teorías de “Los padres de la Modernidad”.

San Sebastián 1912:

1º A. Rubinstein y 2º Nimzowitsch. Sin embargo la importancia en este torneo se mostró en la partida Nimzowitsch contra Dr. Tarrasch, jugando una apertura hipermoderna, la variante del avance en la defensa francesa, ganando brillantemente.

En el mismo año de 1912 A. Nimzowitsch atacó al Dr. Tarrasch mediante “una carta abierta”. La razón fue un glosario por parte del Dr. Tarrasch sobre la partida decisiva entre Rubinstein y Nimzowitsch en el torneo en San Sebastián 1912 .

Por ejemplo, Tarrasch escribe sobre la 2ª jugada: Nimzowitsch [...] [...], tiene una marcada preferencia por las feas jugadas en las aperturas y el comentario sobre la jugada 25 es el siguiente: [...] La continuación más consistente del anterior juego fue practicado por parte de las negras: un grosor inusual de un libro [...].

Este fue el punto de partida de un conflicto puesto de manifiesto durante los últimos años, una disputa, de la cual Wolfgang Kamm escribe en su notable biografía sobre Tarrasch y que fue evidente.

Apareció justo antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial en la Revista de Viena del Ajedrez bajo el apartado “Noticias No. 5-8, 1913″ un artículo de Nimzowitsch “¿Corresponde la redacción del Dr. Tarrasch “La partida moderna” todavía al concepto de un ajedrez muy moderno?”.

Alapin intervino inmediatamente con un artículo “a la contra” y se implicó en la disputa, cuya consecuencia fue seguido de un nuevo artículo de Nimzowitsch.

En el campeonato de Rusia en San Petersburgo en 1913 compartió con Alekhine el primer puesto, pero un año más tarde, también en San Petersburgo cayó abatido sin dejar rastro.

Durante bastante tiempo desapareció del mundo ajedrecistico.

En Gotemburgo en 1920 regresó participando en un torneo de forma mediocre.

Nuevamente siguieron unos años de abstinencia.

De paso en Kiel, realizó un match contra el Campeón alemán Brinckmann y dijo: “para no perder la costumbre.” Nimzowitsch ganó el encuentro con un rotundo 4-0.

En marzo de 1923, se encuentra en la revista vienesa de ajedrez un artículo publicado por el Dr. Tartakower, que descubre la más profunda preocupación de Nimzowitch sobre el nacimiento de su obra más conocida “Mi Sistema”.

Poco tiempo después, ganó el Torneo de los Maestros en Copenhague en 1923, prácticamente sin esfuerzo y sin perder ni una sola partida.

Aquí también se produjo “la inmortal Zugzwangpartie” contra Sämisch.

En Karlsbad 1923 alcanzó solamente el quinto puesto al perder dos partidas contra los tres últimos participantes.

El libro del torneo incluye, entre otros las palabras: [...] “Mi Sistema” de A. Nimzowitsch es excelente, pero lamentablemente no siempre lo cumple. [...]

Fue seguida por Copenhague en 1924 que ganó con facilidad dado que los adversarios eran demasiado mediocres para él. Hasta la celebración del gran torneo de Baden-Baden A. Nimzowitsch se retiró a Escandinavia. En algún momento durante este período, debió decidir el ser un aspirante al match por la Copa del Mundo.

De hecho, en su racha exitosa en los siguientes torneos se aprecia en sus partidas, casi invariablemente, una interpretación estricta de “Mi Sistema”.

Su regreso definitivo se inició con el torneo en Baden-Baden 1925. Alcanzó (solo) un puesto en la mitad superior de la clasificación, se notó que él había elegido un descanso de los torneos demasiado dilatado.

Inmediatamente después de Baden-Baden tuvo lugar el torneo de Marienbad 1925 y por sorpresa junto con Rubinstein compartieron el primer lugar.

En Breslau 1925 fue segundo por detrás de Bogoljubov.

Semmering en 1926 – el gran éxito de R. Spielmann – alcanzó sólo el cuarto lugar, después de haber ganado en las primeras nueve rondas de 8 puntos.

Finalmente aparecieron las obras significativas de Nimzowitsch “Mi sistema” y “El Bloqueo”.

Posteriormente el Campeón mundial Petrosian se basó en las teorías de aquellas obras y perfeccionó la idea del bloqueo y de la defensa con contra-golpes repentinos.

Leer el artículo en La Tabla de Flandes, con muchas fotografías

 

 

 

 

 


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading