Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

Dubai 1986: Francia vs URSS - Kasparov vs Spassky, Haik vs Karpov

Dubai 1986: Francia vs URSS – Kasparov vs Spassky, Haik vs Karpov

En la Nota 484 habíamos dejado la Olimpiada de Dubái 1986 tras la octava ronda, con Inglaterra en primer lugar y con la URSS a 2½ puntos de distancia, compartiendo el quinto puesto a falta de seis rondas.

Inglaterra parecía imparable, con John Nunn, Nigel Short y Murray Chandler en gran forma, bien secundados por Jonathan Speelman, Tony Miles rendía menos.

En la novena ronda, tras cuatro jornadas sin ganar, la URSS apabulló a Francia por 3½ a ½, Kasparov realizó un sacrificio de peón incorrecto ante Spassky, luego, “y para evitar lo peor acepté la oferta de tablas de mi oponente”, comentó.

La URSS descontó solo medio punto sobre Inglaterra, que venció 3 a 1 a Bulgaria y EE.UU. también se mantuvo en lo alto al derrotar a Hungría por 3 a 1.

nglaterra iba 1º con 26½ puntos, seguido de EE.UU. con 25½ y la URSS con 24½; en la mesa 4 España, a pesar de su gran desventaja de Elo en todos los tableros, derrotó a Yugoeslavia 3 a 1.

En la 10ª ronda Kasparov otra vez pasó por graves apuros para empatar, ante el rumano Mihai Suba, pero la URSS ganó por 2½ a 1½ (triunfo de Yusupov), en la 2ª mesa EE.UU. derrotó a Argentina por la mínima y la mayor sensación del torneo ocurrió en la mesa principal, “Los Conquistadores Españoles” tituló el boletín oficial sobre ese resultado, España venció por 3½ a ½ a Inglaterra, en muy buenas partidas, José Luis Fernández derrotó a Miles, Miguel Illescas a Nunn y Javier Ochoa a Chandler.

Hubo comentarios fuera de lugar tratando de desmerecer la gesta de los españoles, se dijo que habían sido preparados por los soviéticos (aunque así fuera, para ganar a un rival superior hace falta mucho más que unos consejos de apertura), y luego que el capitán del equipo español (el GM georgiano Tamaz Georgadze), “les soplaba jugadas”, como si fuera un torneo de niños; una vez recuperada la frialdad algunos ingleses admitieron haber sido derrotados por rivales que esa vez jugaron mejor.

El visible entusiasmo de Georgadze, revoloteando por los tableros, molestaba a los ingleses, aunque ese entusiasmo es muy comprensible, sus pupilos no solo estaban venciendo a los líderes por un resultado asombroso, también su equipo estaba dando una ayuda invalorable a su país, la URSS.

Tras esos resultados EE.UU. iba primero con 28 puntos seguido de Inglaterra, la URSS y España con 27.

El día de la 11ª ronda Kasparov descansó para asistir a la reunión del Comité Central de la FIDE para presentar su idea de crear una Asociación de Grandes Maestros (GMA), invitando a los líderes de la FIDE a una reunión en Bruselas a comienzos de 1987.

Uno de los miembros de la FIDE le espetó indignado a Kasparov: “¿Qué es esto? Hoy los grandes maestros crean una asociación, mañana los maestros internacionales, ¿y después algo más para los árbitros?”, Kasparov le contestó: “Esta es gente que representa al ajedrez, pero a qué representa usted no lo sé. No tiene importancia que usted exista o no, ¡pero el desarrollo del ajedrez en el mundo depende de ellos!”.

Kasparov añadió que en el Congreso de la FIDE de Khanty-Mansiysk 2010 constató con tristeza que esa clase de gente es la que sigue controlando el mundo del ajedrez. En todo caso Campomanes sí aceptó esa reunión en Bruselas para discutir la creación de la GMA y una serie de torneos denominada Grand Prix.

Volviendo a la 11ª ronda de Dubái, no fue buena para la URSS, Cseshkovsky cayó ante el búlgaro Krum Georgiev (el mismo que derrotó a Kasparov en Malta 1980) Karpov no pudo pasar del empate ante Kiril Georgiev, pero Yusupov y Vaganian vencieron, para lograr una victoria por la mínima, como EE. UU. venció por 3 a 1 a España e Inglaterra por 3 a 1 a Rumania, la URSS volvió a distanciarse de la punta.

E.UU. iba primero con 31 puntos, seguido de Inglaterra con 30 y la URSS con 29½, a falta de tres rondas.

En la 12ª ronda la URSS descontó medio punto, al “aumentar el ritmo” según Kasparov, ganó por 3½ a ½ a España, mientras que EE.UU venció a Islandia e Inglaterra derrotó a Polonia ambos por 3 a 1.

En la penúltima jornada la URSS venció 3 a 1 a Italia, Kasparov ganó, “no sin dificultades”, a Stefano Tatai, EE.UU. ganó 3 a 1 a Brasil e Inglaterra 2½ a 1½ a Checoeslovaquia, con lo que antes de la última ronda EE.UU lideraba con 36½ puntos, la URSS tenía 36 e Inglaterra 35½.

“Estaba ansioso: si hubiéramos perdido la olimpiada no habría dudas de que se me hubiese recriminado por meterme en política ajedrecística antes que defender el honor deportivo soviético”, comentó acertadamente Kasparov.

El pareo no era malo para la URSS, les tocó Polonia, un rival con un promedio Elo 237 puntos inferior, una diferencia mucho mayor de la que tenía el líder EE.UU. sobre Bulgaria (80 puntos) y la del tercero en discordia, Inglaterra sobre Brasil (147 puntos).

El tercer tablero de Inglaterra, Murray Chandler, pronosticó: “Te garantizo que vamos a ganar 4 a 0, pero los otros decidirán la medalla de oro”.

Kasparov le dijo a Lubosh Kavalek, tercer tablero de EE. UU.: “Si ganan la Olimpiada es porque Dios está con ustedes”, una opinión “poco ortodoxa para un miembro bien situado del Partido Comunista” comentó Kavalek.

“Por un momento pareció que Dios estaba con nosotros”, añadió Kavalek, que ese día no jugó, por la buena victoria de Fedorowicz sobre Krum Georgiev en el tercer tablero, pero al final el match terminó 2 a 2.

Los soviéticos creían que Inglaterra podía ganar 4 a 0 lo que les “obligaba” a ganar también por 4 a 0 para no depender de la lotería del desempate.

Y los triunfos soviéticos empezaron a caer, Vaganian (utilizando una preparación de Karpov destinada a usarse contra Kasparov), Karpov y Yusupov ganaron convincentemente, pero los ingleses no cedían terreno, primero ganó Chandler, y después también ganaron Speelman y Short, mientras que Nunn tenía una pieza de ventaja, todo dependía de Kasparov, que estaba jugando un final de caballos.

Kasparov había utilizado el Gambito Volga viendo que su rival Schmidt, no aceptaba el gambito, en una “partida memorable no sin fallos, pero de gran importancia competitiva” como señaló Kasparov, finalmente logró la victoria.

La URSS salió primera, y Kasparov (+7,-1,=3) con sus tres victorias en las tres últimas rondas ganó tres medallas: por equipos, la medalla de oro en el primer tablero y la de mejor rating performance de la olimpiada.

Una vez finalizada la última ronda Kasparov y Kavalek volvieron a encontrarse, y este le dijo: “Recuerda ahora, Dios existe”, Kasparov quedó perplejo hasta que empezó a sonreír, recordando su frase anterior.

Veamos la decisiva victoria de Kasparov en la última ronda con sus comentarios, extractados de Garry Kasparov on Garry Kasparov Part II, que van entrecomillados.

Ver la partida en el visor

Lea el artículo completo aquí

 

 


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading