Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

Svetozar Gligoric

Svetozar Gligoric

Svetozar Gligoric (Belgrado, Yugoeslavia, 2 de febrero de 1923 – Belgrado, Serbia, 14 de agosto de 2012) era llamado en su país “La leyenda”, en reconocimiento a uno de los mejores ajedrecistas del mundo y la máxima figura de Yugoeslavia, una de las potencias ajedrecísticas del Siglo XX

Además fue muy talentoso en otras disciplinas, como la literatura y la música.

Nació en una familia pobre, su padre murió cuando él tenía 9 años, “no recuerdo mi niñez con gran placer, si bien tenía salud, juventud y era optimista”, señaló en una entrevista a New in Chess en 1989, aprendió a jugar recién a los 11 años pero ya a los 16 años, en 1938, se convirtió en maestro, lo que entonces era precoz, el estallido de la Segunda Guerra Mundial hizo que su carrera ajedrecística se interrumpiera.

En 1943 Gligoric se unió a los partisanos y peleó en el frente resistiendo a la invasión nazi, se le concedieron dos medallas por su bravura y al final de la guerra obtuvo el grado de capitán.

La guerra influyó en su carácter, al ver la fragilidad de todo, la vida humana incluida, señaló que “tal vez fuera modesto antes de la guerra, pero tras la guerra fui muy modesto, y así lo fui por el resto de mi vida”.

Durante la guerra vio destrucción y miseria durante años, en su primer viaje a Suecia en 1948, para jugar el Interzonal de Saltsjobaden viajó en tren, fue testigo de una Europa destruida, pero al pasar la frontera vio “casas intactas, con flores en las ventanas, hermosamente pintadas y todo en colores vívidos y empecé a gritar de alegría. Porque… no podía creerlo, había estado viendo ruinas y muertos por tantos años que no creía que eso todavía existiese”.

Cuando estaba jugando su primer campeonato nacional, en 1947, le ofrecieron trabajar como columnista del diario Borba (“Lucha” en serbocroata), que era el del Comité Central, escribió sobre muchos temas, estaba orgulloso de su nuevo trabajo, que también incluía acudir a las fábricas a dar discursos explicando los sucesos de actualidad, supervisar la impresión del diario, etc., hasta que la dirección decidió que dejara esos trabajos y se dedicara solo al ajedrez.

Euwe y Gligoric en Zurich 1953
Euwe y Gligoric en Zurich 1953
Foto © www.zurich-cc.com

Leer el artículo completo, con partida comentada, aquí


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading