Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo


Partidas Memorables (116) José Raúl Capablanca vs Akiba Rubinstein, Berlín 1928

Tras derrotar a Capablanca en Buenos Aires 1927 Alekhine se mostró inicialmente favorable a darle la revancha, la fecha probable era 1929.

Sin embargo la relación con Capablanca se fue enrareciendo, y a pesar de los múltiples contactos, e intercambio de correspondencia, que el magnífico libro de Edward Winter, Capablanca, registra, la impresión que da es que mientras que Capablanca, hasta 1939, no dejó de intentar jugar, Alekhine tuvo poco interés, y muchas veces ninguno.

Capablanca en Berlín, junio de 1929 © Deutsches Bundesarchiv
Capablanca en Berlín, junio de 1929 © Deutsches Bundesarchiv

Libro de Edward Winter sobre Capablanca
Libro de Edward Winter sobre Capablanca

Alekhine aceptó retos de rivales menos exigentes, como el de Bogoljubow en 1928, nuevamente de Bogoljubow en 1934, y una vez de Euwe, que sorpresivamente lo venció, en 1935; a diferencia de Alekhine con Capablanca, Euwe sí le concedió la revancha y Alekhine recuperó el título.

Max Euwe © Cleveland Public Colection
Max Euwe © Cleveland Public Colection

Ajedrez inmortal de Capablanca de Prins y Euwe
Ajedrez inmortal de Capablanca de Prins y Euwe

El libro El ajedrez inmortal de Capablanca, que parece estar inspirado por la envidia, está firmado por Euwe y Prins (Euwe dijo no tener nada que ver con él), se muestra comprensivo con la negativa de Alekhine, no es algo aislado, en el libro de Panov, Capablanca, y también en My Great Predecessors Part 1 de Kasparov (cuya parte histórica ha sido escrita por Dmitry Plisetsky) se justifica la actitud de Alekhine de rehuir el match revancha, y disculpan las exigencias de Alekhine de boicotear la participación de Capablanca en los torneos, exigiendo una cantidad inasumible a los organizadores en ese caso; veamos dos ejemplos:

Dice Panov, tras justificar que Capablanca no fuera invitado, por la mencionada exigencia de Alekhine, a los torneos de San Remo 1930 (Alekhine aceptó participar cobrando 20.000 liras, la suma que ascendía a 40.000 si Capablanca también era invitado al torneo), Bled 1931, Londres 1932, Berna 1932 y Pasadena de 1932, ni el de Zúrich 1934, dice: “…Lo más sorprendente fue el comunicado de la prensa según el cual Alekhine había sido invitado a tomar parte en el torneo de Pasadena en 1932, y Capablanca había dado su conformidad en él, pero… no intervino”. Omite que Capablanca no intervino porque Alekhine escribió a los organizadores en una carta del 19 de mayo de 1932: “… ¿Capablanca participa en el torneo y en ese caso su Comité está de acuerdo en pagarme 2.000 dólares extra por participar?”.

Rafael Blanco, Juan Corzo, Capablanca y Dr. Jose A. Gelabert, La Habana 1928
Rafael Blanco, Juan Corzo, Capablanca y Dr. Jose A. Gelabert, La Habana 1928

Colle vs Capablanca Barcelona 1929
Colle vs Capablanca Barcelona 1929

Capablanca por Vassily Panov
Capablanca por Vassily Panov

En 1932, en la revista Wiener Schach Zeitung, Rudolf Spielmann publicó una carta abierta titulada “Yo Acuso” (parafraseando a Emile Zola en su carta por el caso Dreyfus), en la cual denunciaba a Alekhine por evitar las participaciones de Capablanca, Spielmann y otros, en algunos de los torneos mencionados, en el citado libro de Kasparov se dice que Spielmann no protestó cuando Lasker no fue invitado a Nueva York 1927, lo cual es desviar el tema, y además es falso, Lasker sí fue invitado.

Volviendo al tablero, Capablanca jugó más que nunca en el período de 1928 a 1931, buscando convencer a la opinión pública de que Alekhine debía concederle la revancha.

El 25 de agosto de 1928 Capablanca inició su andadura en Bad Kissingen, Alemania,  ocupó el segundo puesto tras Bogoljubow, a quien derrotó, pero con ese triunfo Bogoljubow desafió por el título a Alekhine, y este aceptó el reto.

Bad Kissingen 1928
Bad Kissingen 1928

Capablanca le escribió a su amigo Norbert Lederer: “…estoy muy satisfecho con mi juego, porque descubrí que puedo jugar tan bien como antes, sólo que debo cuidarme y no andar tonteando. Ya no puedo hacer como antes, jugar y pasarlo bien, pero si lo tomo con seriedad, no hay dudas sobre mi habilidad…”, y luego le pide confidencialidad.

En septiembre de 1928 Capablanca gana un torneo en Budapest, por delante de Marshall y Spielmann, y en octubre se impone en un torneo más fuerte en Berlín, superando ampliamente a Nimzovich, Spielmann, Tartakower, Reti, Rubinstein y Marshall; en este torneo logra la única victoria sobre Rubinstein, equilibrando el score entre ambos.

En julio-agosto de 1929 participó en Karlovy Vary (Karlsbad) donde sale segundo, tras Nimzovich, que lo aventaja por primera y única vez, y curiosamente, como Bogoljubow tras aventajarlo en Moscú 1925, Nimzovich, cuyo “score” era de 5 derrotas y ningún triunfo, escribe en el libro del torneo con aires de superioridad.

Aaron Nimzovich
Aaron Nimzovich en 1932
Foto © Cleveland Public Colection

Capablanca, leyenda y realidad de Miguel A. Sánchez
Capablanca, leyenda y realidad de Miguel A. Sánchez

Cuenta Miguel A. Sánchez que Alekhine escribió crónicas en diarios franceses elogiando el juego de Bogoljubow, al inicio, pero a causa de su desastrosa actuación (salió octavo), empezó a criticar el juego de Capablanca; Alekhine escribió además seis artículos para The New York Times, también con críticas al juego de Capablanca.

El match Alekhine vs. Bogoljubow, comenzó en septiembre, se jugó entre Alemania y Holanda y culminó con una fácil victoria del campeón por 11 a 5 con 9 tablas.

Capablanca se impuso en Budapest en septiembre de 1929, por delante de Rubinstein y Tartakower, y luego ganó un torneo menor en Barcelona, para despedir el año con otra victoria, en Hastings 1929/1930.

Lea el artículo completo en La Tabla de Flandes

GM Zenón Franco Ocampos
Paraguay
La nota original fue publicada el día 17 de septiembre de 2013 en el diario ABC Color. Asunción. Paraguay
Diario ABC digital. Paraguay
zfranco@abc.com.py


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading