Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

La resurrección de Marshall

By on agosto 1, 2013

¡Las rondas finales tienen sus propias leyes!

Este hecho fue corrobado durante el gran torneo de Carlsbad en 1911 con 26 (!) participantes.

Participantes Torneo Carlsbad en 1911
Foto © rogerpaiges.com

Para el americano Frank Marshall, que se encontraba en “el propio País de Dios” (God’s Own Country) totalmente aislado sin ser debidamente valoradas sus posibilidades ajedrecistas tuvo que cambiar de aires y trasladarse al Viejo Mundo Europeo, donde el ajedrez gozaba de fama y prestigio gracias a las convenciones, congresos, torneos y campeonatos que se celebraron con mucha frecuencia con jugosos premios en metálico.

¡El “gran” dinero estaba previsto en aquellos momentos para Teichmann, Rubinstein y Schlechter, y aquello que quisiera participar “de la tarta de premios” (como transmitió Josef Krejcik entonces ), era absolutamente necesario ganar un punto entero!

Sin embargo, su oponente se llamaba Fyodor Dus-Chotimirski y venía de Kiev, que hacía poco le había “destrozado” terriblemente durante el Congreso de la Federación Alemana en Hamburgo y le bloqueó el camino al acceso de un premio mayor en metálico.

Por esta razón, el campeón de EE.UU. se sentía bastante nervioso (como escribió en sus memorias) cuando comenzó el duelo con su rival ucraniano.

Dado que esta partida no se destaca por su dilatada duración, podemos presentarla aquí completa hasta su dramático final:

F. Marshall – F. Dus Chotimirski
Carlsbad 1911

Frank Marshall Chotimirski

1. d4 d5 2. c4 e6 3. Cf3 dxc4 4. e3 a6 5. Ce5 Cd7 6. Cxd7 Axd7 7. Ac4 Ac6 8. 0-0 Ad6 9. Cc3 Dh4 10. f4 Cf6 11. Ad2 Cg4 12.h3

Tablero

El desarrollo de la partida transcurrió ocurrió según pareció al ritmo del primer cine americano con los Keystone Cops y Marshall apenas había soltado el peón h, su oponente le contestó inmediatamente mediante 12 …. Dg3? se levantó en el acto y corrió a la sala contigua, donde se encontraban algunos de los maestros analizando otras partidas y gesticulando exclamó en su pobre inglés:

¡” Marshall está muerto!” Rápidamente, todos los maestros se acercaron a la mesa de la partida en curso, donde el presunto “muerto” ejecutó con toda la calma del mundo la jugada 13. Dxg4!

Completamente perplejo Dus Chotimirksi miró la posición y después clamó con una cómica desesperación: ¡”Oh, oh, Marshall no ha muerto, el muerto soy yo”!

La partida para repasar:

http://www.tabladeflandes.com/visor_global/Marshall-Chotimirski-1911.html

 

Fuente: Schachmagazin 64. Albin Pötsch

Illustrado por Frank Mayer

Revisado por Salvador Aldeguer

Retoques y maquetación: Antón Busto

Sitges (Barcelona), Agosto de 2013


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading