Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

Partidas Memorables (112) Saviely Tartakower vs. José Raúl Capablanca, Nueva York 1924

Capablanca llegó a EE.UU. en marzo de 1924, su amigo Hermann Helms le informó sobre los planes de realizar un torneo en Nueva York, con su presencia y la de los mejores maestros del momento.

Los 15 meses de inactividad hicieron que al principio Capablanca no confirmara su participación, pero aceptó, ante los periodistas se mostró pesimista con respecto a sus posibilidades, lo que fue erróneamente considerado como un alarde de modestia.

Capablanca no estuvo seguro de jugar hasta casi el comienzo porque estaba enfermo, finalmente comenzó el torneo engripado. Su salud es poco mencionada en las biografías del cubano, en las fotos su aspecto era siempre sano, pero no tenía una salud muy robusta.

 

New York Chess Tournament 1924
New York Chess Tournament 1924

Libro de Nueva York 1924 de Alekhine
Libro de Nueva York 1924 de Alekhine

Libro de Nueva York 1924 de Alekhine en inglés
Libro de Nueva York 1924 de Alekhine en inglés

Capablanca comenzó mal, con cuatro tablas y una derrota ante Reti, la primera derrota en ocho años, en cambio Lasker ganaba partida tras partida, Capablanca terminó con solo 6 puntos sobre 10 tras la primera de las dos vueltas, mientras que Lasker hizo 7½.

La segunda vuelta de Capablanca fue prodigiosa, jugó con brillantez, produjo obras inmortales como el final clásico ante Tartakower, la demolición de Bogoljubow, etc., e hizo 8½ puntos sobre 10, incluyendo una victoria sobre Lasker.

No bastó porque… ¡Lasker también hizo 8½ puntos!, y se impuso con 16 puntos, seguido de Capablanca con 14½, Alekhine 12, Marshall 11, etc.

Capablanca salió muy desilusionado por el resultado, y dijo: “He participado en la competencia porque hacía muchos años que los aficionados de la ciudad no presenciaban una prueba de tan alto nivel, pero en el futuro me dedicaré solamente a exhibiciones y conferencias”.

Sin embargo, cuando fue invitado a jugar en la URSS un torneo similar al de Nueva York, en 1925, aceptó sin dudar.

El torneo de Moscú provocó una “fiebre del ajedrez” en la URSS, y así se llamó el famoso cortometraje donde participó Capablanca; también entregó en Moscú, para su publicación, su libro A Primer of Chess y realizó algunas correcciones a My Chess Career, ya publicada en 1921.

José Raúl Capablanca ilustración de Chess Fundamentals de 1921
José Raúl Capablanca ilustración de Chess Fundamentals de 1921

El ruso Effim Bogoljubow, en el mejor resultado de su carrera, fue el vencedor.

Bogoljubow hizo los comentarios del libro del torneo, y señaló que: “… Todas las expectativas sobre el número de espectadores fueron superadas, las tres grandes salas no fueron suficiente, mucha gente hasta esperó en la calle para seguir lo que pasaba y los resultados de cada ronda. …”

Sobre lo deportivo comentó que Capablanca fue incapaz de tomar la delantera, “El Dr. Lasker, no obstante, como siempre juega con mucha iniciativa, y gradualmente logra una creciente ventaja sobre Capablanca. No solo Lasker, también Bogoljubow, y más sorprendente, Torre se mantiene en lo más alto por un tiempo prolongado”.

El mexicano Carlos Torre dio una gran muestra de su talento, pero no pudo mantenerse en lo alto.

Capablanca sufrió dos derrotas contra maestros rusos relativamente flojos, (Ilyin-Genevsky y Verlinsky), mientras que Bogoljubow hizo 8 de 9 puntos posibles contra sus compatriotas; eso fue lo que decidió el torneo.

Ni Capablanca ni Lasker pudieron mantener el ritmo de Bogoljubow, que desde la 9ª ronda en adelante hizo 8½ puntos sobre 9.

El campeón del  mundo no jugó con tanta efectividad y seguramente gastó energía en exceso, en uno de los días libres viajó a Leningrado a dar simultáneas, donde perdió con un  adolescente de 14 años… Mikhail Botvinnik, este relató que: “La atracción personal del eminente ajedrecista era extraordinaria. Los leningradenses le recibieron con gran simpatía y le tributaron una gran ovación”.

Como en Nueva York, el final de torneo de Capablanca fue tremendo, hizo ocho puntos en las últimas nueve rondas, incluyendo una victoria sobre Bogoljubow, pero solo le sirvió para finalizar tercero, después del vencedor y de Lasker.

Era la primera vez que Capablanca bajaba del segundo puesto en un torneo, pero fuera de ello destacó que “La joven federación soviética ha pasado espléndidamente la prueba de su primera competencia y justifica cada esperanza puesta en el futuro”, de vuelta a Cuba remarcó que el ajedrez era considerado por el gobierno como “un medio superior para educar al pueblo”, y relató el interés y el entusiasmo con que se seguía el torneo.

Así, en los dos torneos más fuertes de 1924 y 1925 Capablanca terminó segundo y tercero, superado ambas veces por Lasker.

Lea el artículo completo, con partida comentada, en La Tabla de Flandes


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading