Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

Partidas Memorables (108) José Raúl Capablanca vs. Emanuel Lasker, La Habana 1921

Tras llegar a un acuerdo con Capablanca para disputar un match por el título mundial, Emanuel Lasker renunció al título de campeón mundial el 27 de junio de 1920 y se lo cedió a Capablanca.

“Por varias razones debo inferir que al mundo del ajedrez le disgustan las razones de nuestro acuerdo”, escribió Lasker; notemos que esa opinión no le importó en 1911 (Ver Nota 445).

Una de las razones de la negativa fue un malentendido por una carta que llegó con un año de retraso, que ofendió a Lasker, y también porque quería dedicarse a los negocios.

Emanuel Lasker en 1893 vs Ryan
Emanuel Lasker en 1893 vs Ryan © Cleveland Public Collection

Lasker no solo conservó el título de campeón mundial por más años, basado en su prodigioso manejo de los finales, su eximia habilidad táctica, su férrea tenacidad, etc., poseía además una inteligencia superior, era Doctor en Matemáticas y Filosofía; amigo de Einstein, quien lamentó que no se hubiera dedicado a la ciencia, era un excelente jugador de bridge, póker, go, etc., donde sus capacidades analíticas brillaban.

Pero todo eso no implicaba que también fuera un gran negociante, la inflación durante la guerra y la devaluación del marco hicieron que su economía colapsara en 1923.

Lasker en Holanda en 1920
Lasker en Holanda en 1920

Naturalmente Capablanca no quería ese regalo, quería ganarlo en el tablero, por lo que viajó a Europa, con una nueva oferta del Club de Ajedrez de la Habana, y una garantía bancaria, para hacer cambiar de opinión a Lasker, y lo logró, el 10 de agosto un cable de AP decía que este aceptó jugar un match a 24 partidas por el título mundial en La Habana a principios de 1921.

Libro de Lasker sobre el match
Libro de Lasker sobre el match

En el libro sobre el match con Capablanca describió el juego del cubano así: “Su juego es claro, lógico y fuerte… A Capablanca no le gustan las complicaciones ni asumir riesgos. Le gusta conocer con anterioridad a lo que se enfrenta. Su alma es la de un matemático, no la de un poeta. Su espíritu es romano, no griego…”, también escribió que: “Ulises es su ideal. Yo por mi parte he sido siempre teórico, filósofo. A mí me interesa más el significado de un hecho que el hecho mismo, las reglas más que la excepción. Mi ideal es Julio César, que siempre dirigía sus fuerzas contra la menor resistencia y de ese modo trataba de evaluar las cosas de acuerdo a su verdadero valor”.

Pero Lasker venía a ganar, a El Heraldo, de La Habana, declaró: “Al decidirme a disputar el match pensé que podía vencer a Capablanca, opinión que sostengo. Si venzo derrotaré a un formidable adversario. Y si ocurriera lo contrario, quedará comprobada mi afirmación de que es un jugador de sorprendente habilidad”.

Leer el artículo completo, con partida comentada, aquí


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

There are no comments on this entry.

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading