Ajedrez de Estilo

Noticias de ajedrez – Argentina y del mundo

 

Lothar Schmid durante un torneo en 1959 en Nuremberg
Lothar Schmid durante un torneo en 1959 en Nuremberg
Foto: Alamy – Telegraph.co.uk Archivo

Lothar Schmid, que acaba de morir a la edad de 85 años, fue un Gran Maestro de Ajedrez Alemán y poseía probablemente la mayor biblioteca privada de ajedrez del mundo.

Lothar Schmid se ganaba la vida ayudando a sus hermanos en la editorial, propiedad de la familia; sin embargo como jugador nunca logró ser uno de los mejores del mundo, pero su colección de libros constaba de muchos miles de volúmenes y contenía inapreciables tesoros.

Obraba en su poder, por ejemplo, un tomo de las 10 copias del primer libro impreso del ajedrez que existen en el mundo: Luis Lucena: “Repetición de Amores y Arte de Ajedrez”, que fue publicado en 1497 en Salamanca.

Libro Luis Lucena
Foto: bibliotecaajedrez.blogspot.com.es

También estaba en posesión de las ocho ediciones del “Libro da giocare imparare A Scachi”, publicado en Roma en 1512 por el farmacéutico portugués Pedro Damián (1470-1544):

Libro Pedro Damián
Foto: Archivo Telegraph.co.uk

El primer “best seller” como manual ajedrez del juego moderno (editado en ocho ediciones en 50 años), ofrecía consejos de cómo jugar y también para llegar a conocer “un mate ahogado”.

Damiano suponía que el ajedrez fue inventado por Xerxes el Grande, Rey de Persia 519-465 a.C. (tal vez debido a la similitud del nombre “Xerxes = jadrez”) En 1562 el libro fue traducido al inglés por James Rowbothum con el título “La Pleasaunt and Wittie Playe of los Cheasts Renewed with Instructions Both to Learne Easely, and do Play it Well”.

GM Lothar Schmid también fue el árbitro principal en varios Campeonatos del Mundo, incluido el inolvidable match por la corana mundial 1972 en Reykjavik entre Bobby Fischer y Boris Spassky, un evento que se convirtió en un microcosmos de la Guerra Fría. Fischer ganó el Campeonato del Mundo con 8,5 puntos a 12,5, interrumpido por muchas “intervenciones”, “sospechas” y “atribuciones de culpabilidad” por ambas partes.

Se llegó a decir que el match se hubiera convertido todavía en más “tormentoso”, si el arbitro Lothar Schmid no hubiera intervenido en varias ocasiones hacierndo alarde de con su habilidad diplomática.

Fischer, Lothar Schmid y Spassky
Foto: Tageblatt.de

Después de Boris Spassky ganó la primera partida, Fischer se negó a jugar la segunda; en consecuencia Lothar Schmid declaró que Spassky había ganado el punto sin combatir.

Fischer amenazó con retirarse del Campeonato. Requirió de mucho trabajo y esfuerzo por parte de Lothar Schmid, para que ambos jugadores se comportaran de forma más razonable.

“Intuí que había una sola oportunidad para unirles”, recordó más tarde. “Eran dos chicos adultos, y yo era mayor que ellos. Los agarré por los hombros y les obligué a sentarse en sus respectivas sillas y entonces les dije de forma autoritaria: “¡Ahora se juega al ajedrez!”

Lothar Schmid volvió a ser el árbitro, cuando Bobby Fischer y Boris Spassky disputaron su llamada “revancha” 1992 en Sveti Stefan, una pequeña isla del Adriático que pertenece a Montenegro.

Leer el artículo completo, por Frank Mayer


Share Our Posts

Share this post through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati

Comments

Tell us what do you think.

  1. Eduardo Alfredo Laffont Di Campli says: 9 junio, 2013

    Excelente artículo sobre el maestro Lothar Schmid cuyas partidas seguía en revistas como “Ajedrez” de Luis Palau por Editorial Sopena. Era uno de mis favoritos en aquella época. Felicitaciones. Eduardo Laffont

Trackbacks

Websites mentioned my entry.

There are no trackbacks on this entry

Add a Comment

Fill in the form and submit.

loading