Confesión Insólita

Corría el año 1927. Capablanca y Alekhine se enfrentaban en Buenos Aires, Argentina, por el título mundial El match había generado una gran expectativa. El encuentro era sin límite de partidas. Los empates no contaban. Ganaría quien llegara primero a seis triunfos. Antes del encuentro por el título mundial, el resultado entre ambos jugadores era claramente favorable a Capablanca por cinco triunfos, siete empates y ninguna derrota. De hecho, la última victoria de Capablanca sobre Alekhine había sido unos pocos meses antes en el Torneo de Nueva York. En ese torneo sextangular, Capablanca había tenido una actuación brillante y lo había ganado con 2.5 puntos de ventaja sobre Alekhine, que terminó segundo. Las cosas no sonaban fáciles para el retador, Alexander Alekhine, sin embargo, afirmaba alegremente a los medios: “no sé cómo le voy a ganar seis partidas a Capablanca… ¡pero tampoco sé cómo él me las va a ganar!”…

Leer el cuento completo aquí


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*